“Ad experimentum” es una expresión en latín usada en la terminología jurídica-eclesiástica para indicar una aprobación limitada en el tiempo o la extensión, por ejemplo, para una nueva ley, un nuevo ritual o una nueva congregación o comunidad.

La Iglesia suele conceder la aprobación “ad experimentum” a las institutos, cuando estas, se encuentran en el comienzo de su conformación canónica. Todas ellas tienen la validez de una aprobación definitiva, pero se da a la institución un tiempo concreto para que comprueben y efectúen en la vida, lo que han manifestado querer vivir por escrito. Esto significa, que se ha de vivir lo que se ha considerado como contexto, norma y modelo para dicho instituto y probar la adecuación de las normas al estilo de vida.

Esta Congregación, que entonces tomaba el nombre de Clarisas Capuchinas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios, hoy, Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios, fue aprobada por la Santa Sede “ad experimentum” el 31 de octubre de 1942 y definitivamente el 10 de enero de 1949.

La Madre Trinidad recibió un carisma como fundadora, es decir, una gracia especial que el Espíritu Santo concede a alguien para cumplir en la Iglesia, una determinada misión; misión que no termina cuando ella muere, sino que debe continuar y continua, con personas regaladas con una vocación semejante. La Madre Trinidad sigue viva a través de sus hijas y de su obra. ¡Felices 80 años!

Hoy, 31 de octubre del 2022, celebramos nuestro octogésimo aniversario de la aprobación temporal, de nuestras primeras Constituciones.

Decreto de aprobración de las constituciones definitivas.
Causa Madre Trinidad Carreras

Author Causa Madre Trinidad Carreras

More posts by Causa Madre Trinidad Carreras

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.