¡Qué amor y misericordia habéis usado conmigo! Déjame pensar en ellos, Dios mío para sentir mi alma embriagada de amor y gratitud hacia vos.

Nuestro divino Esposo que nos ama con predilección no ha dejado de llamarnos desde mucho tiempo en distintas ocasiones y de varios modos, con un esfuerzo de amor y misericordia.

¡Oh mi dulcísimo Jesús! Qué derroche de amor y misericordia usáis con mi pobre alma, cuando apenas empecé a seguiros.

+ SOBRE SU VIDA
ver

RECURSOS

Ver

EXPOSICIÓN

Ver

LECTURA

BLOG Y RRSS

Toda la actualidad sobre la Causa de Canonización de Madre Trinidad Carreras.

ver NOTICIAS

Hijas y seguidoras de
MADRE TRINIDAD

Continuamos viviendo el mismo soplo del Espíritu que inundó a nuestra Madre Fundadora, allí donde vamos queremos ser, a imitación de María y por la juventud, lámparas vivas y eucarísticas…

WEB CONGREGACIÓN